Piedra Natal de Febrero

3.1.2 Febrero – Amatista

AMATISTA, LA PIEDRA QUE DISIPA LOS MALOS PENSAMIENTOS 

Amatista la piedra natal para los nacidos en Febrero y bajo el signo Zodiacal Pisis, esta gema preciosa pertenece a la familia de los cuarzos.

HISTORIA 

Su nombre proviene del griego amethystos que significa “no embriagarse” y su historia proviene de la mitología griega. 

El Dios del vino, Dionisio o Baco (para los antiguos Romanos), era, por decirlo de alguna manera, el “villano” de la mitología. A pesar de que su misión divina era terminar con las preocupaciones, Dionisio vivía creando problemas continuamente, sobre todo después de beber una cierta cantidad de zumo de uvas.  

El mito narra que en una ocasión Dionisio que, como de costumbre se encontraba ebrio, tras haber sido ignorado por un ser humano decidió vengarse sobre el primero que se le cruzase por su camino. En ese momento apareció Amethystos, una bella joven inocente, fiel discípula de Artemisa. Dionisio soltó dos de sus tigres hambrientos para que acabasen con ella y se sirvió una copa de vino para disfrutar del espectáculo.  

A los gritos de Amathystos acudió la omnipresente Artemisa y la transformó en una estatua de Cuarzo, pura como su virtud. El hechizo salvó a la joven del peligro y le ahorró una muerte dolorosa, pero era un hechizo irreversible. Dionisio, tras recobrarse de los excesos del vino, presa de los remordimientos, lloró lágrimas en su copa de vino, la cual se derramó accidentalmente sobre la estatua, creando de esta manera la gema que hoy llamamos Amatista.

 

IMPORTANCIA EN LA JOYERÍA 

La amatista es una de las variedades de cuarzo preferidos y más utilizados en joyería por su color púrpura que le da un aire de sofisticación y misticismo.  

En la naturaleza se encuentra como pequeños cristales incrustados en el interior de piedras volcánicas conocidas como geodas o en drusas y la intensidad del tono depende de la cantidad de hierro que contenga, aunque si se calienta a más de 300°C su color puede cambiar por completo a marrón, amarillo o naranja. 

 Debido a su importancia como gema, existen varios términos utilizados en joyería para describir las distintas tonalidades de la amatista:

“Rosa de Francia” se refiere a la amatista de color lila claro 
“Siberiana” es la amatista de color violeta intenso con destellos rojos, la variedad más preciada.  
“Ametrino” o “Bolivianita” gemas que son una mezcla natural entre amatista y citrino 

Por último, la amatista calentada, que adquiere una tonalidad amarillenta, se suele comercializar comocitrino (una variedad de cuarzo de color ámbar muy escasa al natural).  

Se debe ser cuidadoso con las joyas que portan incrustaciones de amatista, pues como cualquier otro cuarzo, aunque es más resistente que el vidrio, es susceptible a rayaduras. 

 

ATRIBUTOS

La amatista es la piedra natal para los nacidos en Febrero. 

Por su color, es eficaz en la transmutación de las energías, emociones y pensamientos negativos a positivos, es decir, ayuda en la resolución de conflictos, disipa las emociones obsesivas o malas intenciones, y elimina los malos pensamientos, por lo que es excelente como amuleto de protección o tranquilizante (no importa el tamaño ni la forma, pero mientras más violeta ¡mejor!) 

Según su etimología, se dice que previene los síntomas de la embriaguez, así que ¡no olvides portarla en eventos sociales! 

 Además, derivado de su historia (antes contada) fue adoptada por el cristianismo como símbolo de la castidad y la renuncia a los bienes materiales, por lo que ha sido muy utilizada por obispos y cardenales.  

La amatista se da como regalo en el 6° aniversario de bodas, aunque seguramente será apreciada en cualquier momento como obsequio para tu pareja por su gran belleza.   
 
La manera más practica de llevarla contigo es incrustada en una pieza de joyería, colgante, aretes, anillo, pulsera, pues mientras más cerca de ti esta piedra, mejor podrá brindarte todos sus atributos. 
 

RITUALES 

  • Meditación 
    Necesitarás:
    Una vela blanca.
    Pieza de amatista.
    Incienso
    Es la piedra adecuada para la meditación porque ayuda a encontrar la calma personal. Debe ser colocada frente a nosotros junto a una vela blanca, incienso que calme y eleve las vibraciones, como el sándalo, ya sea en altares destinados o justo a nuestra vista. 
  • Baño 
    Necesitarás:
    Una vela púrpura.
    Varias piezas de amatista.
    Requieres encender una vela púrpura, rodearla de piezas de amatista, relajarnos y darnos un baño mientras observamos la llama y las piedras. Procura disfrutar el momento.
  • Atraer Felicidad al hogar
    Necesitarás:
    Una pieza grande de amatista.
    Colocar la pieza en un lugar a vista  de todos los miembros de tu familia, lugar donde la vean a menudo. Este sencillo ritual potenciará la felicidad dentro de tu hogar y ayudará a equilibrar el ambiente. Si es posible, cambia la piedra de cuarto cada día.
  • Combatir el insomnio
    Necesitarás:
    Una pieza pequeña de amatista
    Antes de dormir, coloca la amatista bajo la almohada o úsala (en joyería) al momento de ir a dormir, así alejarás el insomnio y las pesadillas, conciliando el sueño y cayendo en un profundo descanso. Otra de sus ventajas es que asegura que no se duerma más de lo necesario. 

Deja un comentario